Damas de honor: deberes para recordar en la boda

immacle.com

La novia estará un poco ocupada en su gran día, por lo que es una buena idea recordaros a vosotras, sus fieles compañeras, estos puntos imprescindibles para recordar.

Paradise Jewellers

1. Asegúrate de que la novia y que todo en la fiesta estén preparados a tiempo (y que todo el mundo se vea bien!).

Si sientes que la preparación de algo  por ejemplo el maquillaje de la novia, o ves que el pintalabios de la novia que se aplica no es el que ella quería, has de intervenir. Informa de los horarios y reorganizarlos si fuera preciso.

JLM Couture

2. Estate al tanto de cualquier avería en el vestido de la novia y cualquier mal posición del velo durante todo el día

Esta es la razón para disponer de un kit de emergencia a todas horas. Por desgracia, a veces se rompen las cremalleras, los botones y los tules se rasgan, por lo que es bueno tener una aguja e hilo. Lo mismo ocurre con el limpia-manchas tenlo a mano. Ayuda a ajustar el velo de la novia y suavizar su cola antes de que ella desfile por el pasillo.

OfficallyXXhunters

3. Aprende cómo colocar el vestido de la novia

No importa si aprendes cómo abotonar el vestido pero has de asegurarte como colocar y sacudir el vestido de forma rápida para el día de la boda.  Haz algunas pruebas con la novia, sobre todo si hay lazos.

google.es

4. Asegúrate de que la novia come y bebe durante todo el día.

Aunque esté demasiado nerviosa para desayunar, haz que se tome unos minutos para que coma algo sustancial. Además puedes llevar una barrita energética por si el azúcar flojea. Durante todo el día estate pendiente de que tenga agua en el vaso y consigue para ella un plato si es que tenéis buffet. También es tu deber que no se pase con las copas de champán con los preparativos.

yapert.com

5. Entrega los ramos y prepárate para sujetar el ramo de la novia.

Coordina con la florista cuándo van a ser entregados los ramos y flores si la novia no tiene un planificador de boda.  Entrega cada boutonniere, ramillete y ramo, y asegúrate de que los ramos estén en floreros con agua si es que van a pasar unas horas antes de usarse. Recuerda tomar el ramo de la novia en el altar y  devolvérselo antes de salir por el pasillo una vez finalizada la ceremonia.

Alexis Vojin

6. Actúa como anfitriona durante todo el día.

¿Necesita ayuda la tía María con las instrucciones para la recepción? ¿Parece que el panadero y el pastelero no se ponen de acuerdo? ¿El tío José es vegano y no le sirvieron lo correcto? ¿El abuelo de la novia parece bailar pero no tiene pareja? ¿El padre del novio se atascó en un ascensor justo antes de su gran discurso? Intenta intervenir ante estas señales y ayuda donde sea necesario, actuando en nombre de la pareja y sus familias -especialmente en aquellas cosas que puedan molestar o agobiar a los recién casados.

ElegantWeddingInvites

7. Ata los cabos sueltos al final de la boda.

Crea una lista con la pareja o los padres de los novios para repasar los pagos a proveedores y así ocuparte de entregar los cheques. También, echa un ojo a la mesa de los regalos y a la de las tarjetas y ayuda al encargado a transportar todo a una habitación segura para que no se pierda nada en medio de la fiesta. 

8. Cuida del vestido de novia después de la recepción.

Es triste, pero a veces es cierto: el hermoso vestido de novia, objeto de deseo durante meses puede acabar en el suelo si la novia tiene prisa por cambiarse para la recepción o después de la fiesta. Hazla feliz de antemano y ayúdale a cambiarse, colgando cada prenda en las bolsas de vestir, suavizando las arrugas y limpiando pequeñas manchas con el anti-manchas de tu kit de emergencia.